Lo que he aprendido de las series: Grey’s Anatomy.

El otro día estaba sumida  en un atracón de capítulos de Grey’s Anatomy, he de reconocer que no me había visto ni un capítulo de esta temporada, pero como el clima no invita a salir a la calle: palomitas en mano me decidí a ponerme al día, llevaba ya no sé cuántos capítulos seguidos cuando me detuve en uno que me llamó bastante la atención, a grandes rasgos os contaré que el capítulo se centra en una cirugía neurológica que realizará Amelia Shepherd a uno de los compañeros médicos del hospital (un recurrente que apareció en la décima temporada) pues bien, antes de empezar a lavarse y con los nervios a flor de piel Amelia le pide a una de sus residentes que pongan “pose de superheroínas” durante cinco minutos puesto que ha habido estudios que demuestran que mantener a diario éste tipo de posturas eleva la testosterona y por ende nuestra confianza, a mi me pareció curioso y me lo apunté para buscarlo después mientras lloraba a moco tendido como en casi la totalidad de los capitulos de Grey’s, ¡Ay! pero que ganas tiene la Shonda Rhimes de aderezarnos casi todos los capítulos con lágrimas.

La postura es la siguiente:

grey's anatomy 11x4

Terminado el capítulo, como aún me retumbaba en la mente la idea de la postura de superheroína y a sabiendas de que todo el asunto del lenguaje corporal me apasiona bastante me di a la tarea de buscar el estudio acerca del cual hablaba Amelia, son dos y os los dejo aquí y aquí.

En el lenguaje animal ya se hablaba de las posturas de poder, no hace falta más que ir a un zoo (o a un bar) para ver que el lenguaje corporal habla por nosotros, cuando queremos destacar buscamos inconscientemente hacernos más grandes, más visibles, ocupar más espacio: cuando nos sentimos intimidados o hemos cometido algún error nos empequeñecemos, nos cerramos, buscamos hacernos invisibles; cuando nos enfadamos con nuestro interlocutor tendemos a cruzar los brazos, piernas o manos impidiendo que sus argumentos “nos lleguen”; muchos niños cuando lloran se abrazan a si mismos en busca de consuelo, los ejemplos son infinitos.

He de reconocer que soy una “probadora profesional” así que he decidido hacer un mini-experimento: desde el 1 de abril y durante 66 días dedicaré cinco minutos al día a la postura de superheroína, para el 5 de junio ya lo habré instaurado como hábito y os podré contar si he tenido avances reseñables, tengo una analítica de hace cosa de un mes y en el verano me corresponde otra, así que podremos ver si hay cambios a nivel hormonal, pero a la par de éso prometo hacer un diario en el que relataré si hay cambios en las decisiones que suelo tomar -la teoría dice que la postura ayuda a tener confianza y éso cambia drásticamente nuestra manera de tomar decisiones-, que a día de hoy mi postura de superheroína se parece más a las de p8ladas que a las de Amelia.

P8ladas heroe

Por lo pronto os dejo con la charla TED de Amy Cuddy que no tiene desperdicio, si alguno se anima a hacer conmigo el experimento de la postura del superhéroe podemos compartir experiencias. ¡Empezamos el 1 de abril!

Lo que he aprendido de las series: El papel psíquico de Dr Who.

 

all doctors2

Dr Who es con diferencia una de mis series favoritas, hay muchas que llevan un lugar en mi corazón y Dr Who es sin duda una de ellas, he reído, he llorado, me he enfadado, asustado y hasta gritado frente a la tele mientras veía un capítulo de Dr Who, una serie impresionante que tiene en su haber el premio Guinness de los Récords a la serie de televisión que más tiempo ha estado en pantalla, ya que vio la luz en 1963 y jamás ha dejado de sorprenderme, sus guionistas deberían ser estudiados por siempre en las escuelas de cine, han sabido enganchar a generaciones y hacer que el cambio -más que obvio- de personajes principales -inclusive el mismo doctor- se vea de una manera más que normal y como un suceso completamente lógico en el desarrollo de la trama, yo tengo mis doctores favoritos, pero aun cuando me ha costado adaptarme a cada nuevo doctor al final les he cogido un cariño propio de un amigo. Con la transición entre Matt Smith y Peter Capaldi hasta alguna lágrima se me escapó no lo voy a negar. Así como tampoco negaré que el capítulo por el 50 aniversario ha sido sin duda el mejor capítulo de una serie que he visto en mi vida, y en 34 años vaya si no he visto capítulos de series, como muestra, mi perfil de SeriesLy.

Sin título

Pero yo venía a hablaros del papel psíquico así que aquí voy:

El papel psíquico es en teoría un papel blanco común y corriente que se guarda en una cartera de cuero similar a las de los documentos, pero como todo en Dr Who, nada es lo que parece, pues bien, el papel psíquico tiene la habilidad de engañar al ojo humano, haciendo que aquel que lo enseñe pueda hacer creer a quien lo vea: lo que quiera, así puede ser un carné de agente de alguna agencia internacional, un documento de identidad, una tarjeta de crédito o un pase para un concierto, no hay límites para el papel psíquico, excepto, como se ha demostrado para personas extremadamente inteligentes o aquellos con poca imaginación.

¿pero qué he aprendido de verdad del papel psíquico?

Pues bien, lo que he aprendido es que podemos ser aquello en lo que creamos, mientras tengamos imaginación y no nos ciñamos siempre a las teorías de la lógica que nos dictan el camino que se espera de nosotros, si bien tengo muy claro no me voy a convertir en agente del gobierno por poner mi nombre en un papelito blanco, si que puedo aseguraros de que tenemos el poder de convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos si trabajamos en ello y jamás dejamos de confiar, así en mi imaginario papel psíquico pone: mujer segura de si misma, en proceso de adelgazamiento, con familia y amigos de los que se siente muy orgullosa y aunque no descarta la posibilidad de encontrar el amor, no hace, por el momento, una búsqueda activa del hombre de su vida.

Mucha responsabilidad para un papelito blanco dentro de una cartera de cuero corriente, pues qué queréis que os diga, yo elijo creer que soy capaz de lograr todo aquello me proponga, me lo enseñe o no, un personaje inglés ficticio.

¿Vuestro papel psíquico qué pone?papel psiquico